Marbella: siete formas de dejarse seducir por el encanto andaluz

Su nombre evoca lujo y mundanalidad, disfrutando de un cóctel en los locales más modernos y de la compra en las mejores boutiques de diseño fashionista. En Marbella se da cita la jet set internacional y en el puerto amarran los yates más lujosos del mundo.

Pero esta pequeña ciudad encerrada en sus antiguas murallas también conserva otro encanto sutil y profundo, que emerge en sus casas blancas bañadas por la luz del sol, en el laberinto de sus calles estrechas y en la belleza de su costa y su mar. El centro histórico, con sus calles empedradas y las ventanas decoradas con flores, es perfecto para pasear y descubrir las esculturas de Dalí a lo largo de la avenida que conduce a la playa.

En Marbella todos pueden encontrar su propia dimensión, descubrir playas escondidas o sumergirse en la vida nocturna.
Beach World Magazine os presenta cuatro formas de vivir intensamente el encanto andaluz de esta perla de la Costa del Sol.

Hay hasta 24 playas que se extienden a lo largo de casi 30 kilómetros de costa. Este es un tramo que cuenta con la mayor cantidad de banderas azules por la belleza del mar y la costa limpia… y con excelentes instalaciones turísticas.

La elección es realmente difícil… Nosotros sugerimos 7 playas: algunas son perfectar para ir con toda la familia y son conocidas por la calidad de los servicios, pero también os queremos proponer una playa VIP y una de las playas favoritas de los jóvenes.

En el corazón de Marbella, una famosa playa con bandera azul: Casablanca, una extensión de arena dorada salpicada de palmeras, un mar tranquilo y seguro para los niños y todos los servicios para una relajación perfecta.

A la entrada de Marbella se encuentra la Playa del Cable, una de las playas favoritas de los lugareños durante la temporada alta por sus numerosas actividades deportivas. Es perfecta para los niños gracias al mar poco profundo. Los chiringuitos, los pequeños quioscos en la playa que ofrecen especialidades andaluzas, realmente son imperdibles.

Al oeste de Marbella, en una de las zonas más exclusivas, la playa de Nagüeles es adecuada para familias gracias a los numerosos servicios disponibles, la playa y el mar muy limpios.

La playa de Alicate se encuentra a 10 kilómetros al este del centro de Marbella y limita con una de las zonas residenciales más exclusivas (Antonio Banderas posee una villa aquí). Es considerada una de las mejores playas de la zona por su arena dorada y sus aguas claras y tranquilas. Si a esto le sumamos el maravilloso efecto paisajístico dado por la barrera natural de pinos, prados y arbustos que protege la playa y garantiza la privacidad, tendremos todos los ingredientes para unas vacaciones verdaderamente relajantes.

La playa de Costa Bella es una extensión de arena dorada de aproximadamente dos kilómetros de largo, con vista a un mar con olas vivas, pero perfecta para relajarse bajo el sol. Se puede llegar fácil y rápidamente en coche o autobús interurbano desde Marbella.

Al este de Marbella, un oasis de glamour: Nikki Beach, uno de los primeros establecimientos de playa que lanzó la moda de las lujosas tumbonas blancas, también famoso por degustaciones de champán y fiestas de cuento de hadas, en medio de exuberantes jardines tropicales.

Bounty Beach es la favorita tanto de los jugadores de voleibol de playa por su arena fina y dorada como de los jóvenes por los locales con precios razonables. Aquí la relajante música chillout se combina con el sonido de las olas, entre palmeras y plátanos que aseguran grandes áreas sombreadas.

________

Foto: Beach World Magazine ©
Pinterest CC0
marbella.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *